Blog PeopleNext

Inteligencia artificial vs inteligencia natural, ¿Peligra el factor humano?

Posted by Oscar Pérez on Nov 10, 2020 10:21:43 AM

La vida como la conocíamos ha cambiado en un santiamén, como adultos en un ambiente productivo de alguna forma nos manteníamos actualizados con las tendencias en los negocios, sin ningún cambio abrupto que amenazara nuestra capacidad de enfrentar una crisis; y en tan solo unos meses ese contexto conocido y seguro se vio transformado.

 

inteligencia artificial vs inteligencia humana_imgdest

 

La incertidumbre en algunos casos nos generó un derrumbe emocional y cognitivo.
Esta emoción primaria de miedo no lograba disiparse con la vaga respuesta de lucha o huida, ¿A dónde huirías si la indicación era confinamiento?, ¿En contra de quién lucharías si era una amenaza mundial y mortal? En un inicio el miedo colectivo parecía ser un consuelo, pero solo funcionó los primeros meses, en cuanto las empresas comenzaron a realizar acciones de recortes de plantilla, reducción de sueldos, implementación de home office, el consuelo colectivo había desaparecido, era la conducta de supervivencia que cada persona tenia que lograr consigo mismo para confrontarlo, resolver su propio origen de angustia y adaptarse.

Para algunos casos, la angustia se convirtió en algo tan abrumante e imponente que el síntoma solo se podría traducir en represión, o más conocida como una resistencia al cambio.

Tuvimos que entrar a un mundo virtual, si es verdad virtual, porque la presencia física de pronto dejo de ser necesaria, pero lo que sí era indispensable eran los resultados, si el seguimiento, si el control, si las acciones, sí la presencia virtual.


La mente se ha escindido y el cuerpo se ha quedado sin ese movimiento de correr a juntas, de llegar a tiempo a la oficina, y ahora nuestro cerebro y nuestra presencia virtual se ha tenido que esforzar el triple para justificar un sueldo o un espacio activo dentro de la compañía.

 

Inteligencia artificial vs inteligencia natural: la carrera en contra de la inteligencia artificial ha iniciado

 

Los algoritmos comandados por un cerebro humano empiezan a tener autonomía y actuar solos, la intercomunicación entre equipos de trabajo no necesita la presencia física o la voz, basta con un mail, subirlo a la nube o un ticket para dar una indicación.
Nuestra convivencia es en su mayoría con un ordenador que conoce nuestras búsquedas, nuestras preguntas, nuestras visitas, nuestros gustos, que incluso podría descifrar nuestro patrón de comportamiento para construir un humanoide con nuestras características que realizara nuestro trabajo.

 

inteligencia artificial vs inteligencia humana_quote copia

 

La presencial en el mundo virtual de pronto ha sido más relevante que la realidad física, un retoque en un programa de diseño y todo listo, presentables para el mundo virtual. ¿Cuál es nuestra ventaja como seres humanos, estaremos en desventaja con la tecnología?


Si buscamos detrás de un ordenador no habrá más que códigos y algoritmos, solo sí buscamos mucho más a fondo encontraríamos a una persona dedicada a su programación pero que en algunos casos se vuelve autónomo el sistema de inteligencia artificial.

Pero que pasa si vemos detrás de la persona (del latín persōna, que significa ‘máscara de actor’) podremos encontrar emociones, fantasías, sentimientos, historias, estereotipos, paradigmas, miedos, significantes, necesidades, motivadores, deseos, imaginación, sueños.

¿Quién cuida de ellos? ¿Quién los resuelve? ¿Quién se ocupa en darles una salida en la nueva realidad? ¿El propio individuo? En qué momento si ahora esta trabajando 12 horas detrás de su ordenador en su nueva realidad virtual.

 

¿Acaso hemos dejado atrás nuestras facultades de razonamiento, de interpretación y de análisis de nuestro entorno y sobre todo de nuestro mundo interno para poder re aprender y adaptarnos? ¿Nos estamos haciendo responsables de nuestra evolución?
Es oportuno en este punto abordar nuestra primera vertiente “Inteligencia natural” la cual podríamos definir de la siguiente forma:

La inteligencia, como un constructo hipotético, es la capacidad agregada o global del individuo para actuar con propósito, pensar racionalmente y tratar en forma efectiva con su medio ambiente

 

¿Estamos usando nuestra inteligencia natural para afrontar la realidad, o solo nos hemos fusionado con nuestros ordenadores hasta convertirnos en un tipo de humanoide que solo sigue ordenes pero no las genera?

A través de la historia los grandes pensadores han podido crear teorías y leyes a partir de la hermenéutica y la emancipación , del análisis e interpretación del entorno y su separación de éste psíquicamente para poder proponer su propia versión de realidad más adaptativa, más funcional, re-construida, que nos ayuda a simplificar nuestra actividad, a entender de mejor forma el mundo , y a facilitarnos la vida.

¿Qué pasaría si tomáramos el rol de comandar y controlar la inteligencia artificial para las actividades operativas o transaccionales que ocupan el mayor porcentaje de nuestro tiempo, y de esta forma emplear el tiempo en el diseño de estrategias, en la creación de conocimiento, en la dirección de nuevas formas de trabajo más productivas y más rentables? Y más importante un tiempo para descifrar ¿Quiénes somos? ¿Qué queremos? y ¿Hacía dónde vamos? ¿Cuál es ese nuevo yo re adaptado y re construido en su nueva realidad y cuál es su visión del futuro?

 

Si realizáramos esta dialéctica interna más frecuentemente la re-adaptación sería más fácil, disminuiríamos costos de recursos y capacitación, no seria tan angustiante y no nos llevaría tanto tiempo.

 

En este mundo moderno, el tiempo lo es todo, una inteligencia artificial que simplifique nuestra actividad operativa, permitiéndonos ocuparnos de nuestra inteligencia natural para desarrollar nuevas formas de trabajo, de adaptación a la visión del futuro y entendimiento del presente.

Pero entonces,

¿Peligra el factor humano en esta batalla de inteligencia artificial vs inteligencia natural?


Sí, mientras la inteligencia artificial la pongamos al mismo nivel que nuestra inteligencia natural. No podemos pelear en el mismo nivel y no en la misma dirección, la inteligencia artificial debe ser una herramienta que nosotros diseñamos y adaptamos a nuestras necesidades operativas y productivas, en un análisis de datos sin importar la genialidad de un coeficiente intelectual no sería suficiente para ganarle a una computadora.

La inteligencia artificial no debería de ser una competencia, debería de ser una aliada que nos permita ser más estrategas, que nos permita desarrollar otras inteligencias más adaptativas propias del ser humano que nos distinguen sobre las maquinas, como la inteligencia emocional por nombrar una.

La cuarta revolución industrial esta sucediendo y para ello tenemos a lo que llamamos Industria 4.0
Un caso de éxito en el que la Inteligencia Artificial ha sido una aliada, es con el software de codificación de Hitachi que ha permitido a Hochland España transformarse en una Fábrica inteligente.

“Antes de realizar el cambio al nuevo sistema Hitachi, nos llevaba mucho tiempo introducir datos manualmente en la línea de producción. Malgastábamos nuestros recursos y corríamos riesgos de errores humanos naturales”. (Xavier Puig Martínez, Hochland Española S.A, 2020)

“La gestión en la nube nos permite manejar las maquinas de forma remota e integrada
Un humano podrá controlar los procesos de fabricación a tiempo real, aún cuando la persona que decide esté en Madrid y las plantas de producción a cientos de kilómetros.
Solo necesitará un smartphone” (Silvia Rodrigo, Trebol Group, 2020)

 

inteligencia artificial vs inteligencia humana_notarel


Inditex con sus tiendas comerciales de ropa, a través del mundo utiliza el big data para
tener en tiempo real el stock o los volúmenes de producción, en las diferentes plantas de la organización. Empresas en la industria Aeroespacial y Automotriz, necesitan del big data para poder suministrar y tener la disponibilidad de las partes, en la fabricación o mantenimiento de su producto.

A partir de estos ejemplos reales en las industrias, vemos inminente la colaboración con la I.A., los trabajadores tendrán roles de mayor supervisión y menos roles físicos/operativos.

Amazon GO es un excelente ejemplo de como se ha delegado el trabajo operativo a la automatización, dejando a la persona el rol de ser humano, responsable de su sistema de valores para dar un servicio al cliente enfocado en la empatía y promoviendo la honestidad entre los consumidores. Jared Kramer, responsable del proyecto, explica "no somos conscientes de que se utilicen modelos basados en redes neuronales, para conversaciones de extremo a extremo en servicios de atención al cliente. En principio, la IA puede que conversa más y más con los clientes”.

"Este modelo de atención, lo hemos experimentado también en instituciones financieras, ir aprendiendo cómo interactuar mejor"

"Nuestro valor agregado, no está en la competencia por el procesamiento o manejo de datos, sino en nuestra naturaleza propia de seres humanos, un sistema de valores, emociones, capacidades cognitivas que nos permitan crear y desarrollar ciencia y tecnología, que nos haga evolucionar".

 

El factor humano, empieza a peligrar en el momento en que comparemos nuestra capacidad intelectual contra la inteligencia artificial, peligra en el momento en el que compitamos operativamente contra un ordenador.
Nuestra evolución esta en tener y saber usar las herramientas correctas, para comandar y controlar nuestras actividades que nos dirijan a esa misión y visión de futuro.

Nuestro trabajo radica, en la exploración de nuestro inconsciente, en el análisis e interpretación de la angustia y sus síntomas en nuestro comportamiento productivo en el entorno laboral. Si no permitimos entender esa sensación de miedo paralizante e incierto, no podremos avanzar a las demandas del entorno presente y futuro. Por que la reacción de lucha y huida de que hablamos al inicio de este texto, no es con la realidad externa, es con nosotros mismos, es una fuga en contra de nuestra propia capacidad, para tomar los recursos cognitivos que hemos desarrollado y luchar contra nuestro miedo de ser insuficientes o incapaces de sobrellevar y resolver cualquier adversidad.

 

Nueva llamada a la acción

 

Porque si no logramos estabilizar nuestro mundo interno, jamás podremos crear ni evolucionar en el mundo externo tecnológico.

Debemos invertir el tiempo que tenemos en nuestra evolución, no en la operación.
Y esto solo es posible teniendo las herramientas correctas.
SAP SuccessFactors es ese aliado que nos permite hacer crecer y evolucionar nuestra organización, que nos permite monitorear esa evolución de nuestro talento humano, nos permite entender internamente si el talento esta re aprendiendo y se esta adaptando a las demandas del mercado.
Enfóquense en evolucionar y hacer evolucionar a su talento, para todo lo operativo esta SAP SuccessFactors.

 

Solicitar DemoOscar Pérez | Director General PeopleNext | SuccessFactors México

Topics: Factor humano, inteligencia artificial, inteligencia artificial en rrhh

Una demo es una excelente opción de conocer SuccessFactors
logo-successfactors.png
SOLICITA DEMO GRATIS

Artículos Recientes

Artículos por Tema

ver más