Blog PeopleNext

8 retroalimentaciones que como buen líder nunca debes de decir

Posted by Oscar Pérez on 24-may-2018 12:30:00

La retroalimentación es un proceso como buen líder no puedes obviar al momento de dirigir y administrar personas. A simple vista, la retroalimentación puede parecer un trabajo muy fácil de hacer pero lo cierto, es que los líderes deben tener cuidado con cada palabra que pronuncian cuando se dirigen a sus empleados con el fin de no herir sensibilidades, erosionar la moral ni destruir la confianza dentro de la oficina.

8 retroalimentaciones que como buen líder nunca debes de decir

En otras ocasiones hemos mencionado en el blog la importancia que tiene la retroalimentación para los empleados, un comentario positivo o negativo por  parte de un líder hacia un colaborador puede tener un gran impacto en toda la empresa. Por eso, es importante que te preocupes por decir a tus empleados las palabras adecuadas que fortalezcan su compromiso con la empresa, eleven su moral y les prepare para el éxito.

En PeopleNext hemos preparado una lista con las 8 retroalimentaciones que como buen líder nunca debes decir. Veamos:

 

  1. “Haz lo que te digo que hagas”

Supongamos que un día envías un e-mail con unas instrucciones a alguno de tus colaboradores y este te hace alguna otra propuesta o simplemente se niega a hacerlo.

Una frase que nunca debes decir en este tipo de situaciones es “haz lo que te digo que hagas, soy el jefe”. En una oficina, todas las personas son adultas por lo que recordar los niveles jerárquicos es inapropiado, humillante e irrespetuoso.

En lugar de usar esta frase, preocúpate por conocer las razones por las que el empleado se niega a hacer lo indicado y bríndale mayores detalles para sepa el beneficio de lo que has pedido, enfatiza la importancia de la tarea y las expectativas que tienes con su trabajo.

También puedes usar frases como “Ayúdame a entender porque esto es un no” y así no parecer agresivo.

 

  1. “No me hagas perder el tiempo, ya esto lo hemos intentado antes”

El hecho de que un empleado comparta sus ideas y haga aportes o comentarios constructivos sobre los procesos usados a diario es importante para la empresa. No arruines este momento con frases como “Esto ya lo sabíamos”, “Esto ya lo intentamos” o “No me hagas perder el tiempo, ya esto lo hemos intentado antes” que además de bajar la moral del empleado, desmotiva, cierra la iniciativa y te hace ver como una persona cerrada sin ganas de innovar.

Siempre que un empleado haga algún comentario constructivo o de alguna idea acerca de algún proceso en concreto ofrece unas palabras de agradecimiento para alentar el diálogo y las ideas.

Comentarios como “Gracias por decir eso”, “Es interesante tu punto de vista” son una mejor alternativa retroalimentar a tus empleados en este tipo de situaciones.

 

  1. “Estoy decepcionado de ti”

Tus empleados no son tus hijos y lo menos que quieren es ser tratados como niños así que esta es otra de las frases que como buen líder nunca debes decir.

En lugar de decir a un empleado que estás decepcionado, ofrece una retroalimentación específica y constructiva. Puedes comenzar con frases como: “No estoy muy a gusto con el trabajo que presentaste en el proyecto” luego, explicar las razones por las que sientes que su trabajo no fue el adecuado y para terminar, ofrece ayuda y sugerencias para el próximo proyecto.

Estamos seguros que usando estas palabras tendrás mejores resultados.

Mira también: 7 Pasos para realizar una Evaluación de Desempeño en tu Empresa

 

  1. “He notado que algunos de ustedes llegan constantemente tarde al trabajo, todos deben asegurarse de hacer lo necesario para llegar a tiempo todos los días”

Si tienes algún problema o situación con algún empleado en concreto es importante que seas discreto al momento de actuar y evites la “retroalimentación escopeta”. Este es un método que no funciona, enviar un correo electrónico o hacer un llamado de atención general para corregir el comportamiento de una persona no es prudente, el resto del equipo podría sentirse frustrado y decepcionado de que se le llame la atención por algo que no está haciendo bien.

Como consejo, intenta abordar a esa persona en privado y de forma respetuosa.

 

  1. “No necesitan entender porque lo hacemos de esta manera. Solo deben confiar en que hacemos lo correcto”

Los empleados son personas que quieren sentirse valiosas e importantes para la empresa, la información que ellos aportan es importante y aunque algunas veces tu instinto de líder sienta que las ideas de tus empleados no son las mejores, es importante hacerles saber que son tomadas en cuenta durante la toma de decisiones del negocio.

En lugar de decir frases como “No necesitan entender por qué lo hacemos de esta manera. Solo deben confiar en que haremos lo correcto” intenta decir cosas como "Hemos considerado la mayor cantidad de información posible para tomar esta decisión, incluida la información que muchos de ustedes han contribuido. Como siempre, estamos abiertos a sus pensamientos, pero por ahora, este parece ser el mejor camino".

 

  1. “Tienes suerte de tener un trabajo”

Supongamos que un empleado demuestra una actitud negativa hacia su trabajo o rechaza una de tus solicitudes. Como líder, es necesario que antes de juzgar al colaborador y emitir comentarios negativos al respecto busques la manera de comprender y lidiar con los problemas que pueda tener.

Si un empleado se muestra negativo hacia una solicitud no cometas el error de decir “Tienes suerte de tener un trabajo”, intenta conocer los motivos o pregunta directamente qué lo detiene.

 

  1. ¿Por qué no hiciste esto? o ¿Por qué lo hiciste de esta manera?

Las preguntas que comienzan con un “por qué” tienden a parecer negativas, desafiantes y desmotivadoras. Por eso, es recomendable que en lugar de decir a un empleado “¿Por qué no hiciste esto?” utilices frases como: ¿Cómo puedo ayudar? o ¿Qué puedo hacer para apoyarte?”.

 

  1. ¿Por qué necesitas irte de vacaciones?

Tus empleados merecen disfrutar de su vida personal y tener tiempo libre, reprocharles el hecho de que desean tomar vacaciones y tener un merecido descanso es un grave error que como buen líder no debes cometer.

En lugar de hacer sentir mal a tus colaboradores por tomarse unas vacaciones, apóyalos enviándoles  buenos deseos. Incluye frases como: “Es importante tener un equilibrio entre el trabajo y la vida personal ¡Disfruta!”

¿Alguna vez has dicho a tus empleados algunas de las frases mencionadas anteriormente? No te preocupes, nunca es tarde para rectificar y hacer un cambio positivo en tu trabajo como líder.

Escucha a tus empleados, has preguntas que aclaren la situación y presta atención al lenguaje corporal (en caso de que la comunicación sea presencial)  antes de emitir algún comentario que pueda resultar negativo para los miembros de tu equipo.

mini-curso-evaluaciones-de-desempeno-efectivas

Recuerda que una de las características de un buen líder es escuchar y expresarse de forma eficiente por eso, te invitamos a apoyarte en las tecnologías para garantizar la retroalimentación en tu departamento o empresa como por ejemplo el software de recursos humanos de SuccessFactors.

¿Te interesa conocer mucho más sobre SuccessFactors? Seguro que sí. Por eso te sugerimos solicitar hoy mismo tu Demo de SAP SuccessFactors ¡Es totalmente gratuita! En ella podrás conocer esta solución operando en vivo y con escenarios de negocio similares a los de tu organización y también te ayudará a resolver las dudas que tengas sobre este software HCM.

 

Oscar Pérez | Director General PeopleNext | SuccessFactors México

Topics: Evaluación de desempeño, Aprendizaje y desarrollo, Motivación

Una demo es una excelente opción de conocer SuccessFactors
logo-successfactors.png

Artículos Recientes